Colegio destacado: Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos de España

Logo_Podologos

El Consejo General de Podólogos fue constituido en 1998, teniendo como precedentes distintos modelos organizativos de ámbito estatal como son la Delegación Nacional de Podología de las Secciones Provinciales de los Colegios de Practicantes de Cirujanos Callistas (1959), la Agrupación Española de Podólogos (1966), la Asociación Española de Podólogos (1982) o la Federación Española de Podólogos (1986).

Este Consejo General, que actualmente cuenta con 6.701 colegiados, fue creado para aunar el esfuerzo de todos y cada uno de los colegios autonómicos con el fin de conseguir una cooperación conjunta y coordinada que redundase en beneficio de la profesión.

Se rige por los principios comunes a toda deontología profesional: respeto a la persona, protección de los derechos humanos garantizados en la Constitución Española y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sentido de responsabilidad, honestidad, sinceridad para con los colegiados y usuarios, prudencia, competencia profesional y solidez de la fundamentación objetiva y científica de sus intervenciones profesionales.

Apuesta por las TIC

En cuanto a los servicios que brinda a los colegiados, está el proporcionar de forma gratuita el programa informático de gestión de pacientes y el envío periódico de la Revista Española de Podología a sus domicilios. Para el resto de cuestiones, los colegiados deben ponerse en contacto directamente con sus colegios.

En materia de digitalización, el Consejo ha hecho una importante apuesta por las tecnologías de la información y la comunicación con el desarrollo de una web que se actualiza frecuentemente y una gran presencia en las redes sociales, tanto desde los sitios en Facebook y Twitter del Consejo como en los del Congreso Nacional de Podología que organiza el Consejo.

Cabe resaltar que el Consejo General de Podólogos cuenta con hitos destacables en su historia, entre ellos la consecución de la receta médica para podólogos, la creación del vademécum podológico, creación de la Revista Española de Podología, la creación del Código Deontológico y del Reglamento de Congresos y la organización anual de un gran Congreso Nacional de Podología.

Retos de futuro

Una vez conseguida la inclusión en el catálogo de profesiones sanitarias del sistema Nacional de salud, consolidado en el Real decreto 7 de abril de 2015, el siguiente gran reto del Consejo es elaborar un proyecto en el cual se desarrolle un modelo que le sea asimilable al Sistema Nacional de Salud. También se plantean promover en la Comisión de Formación Continuada de las Profesiones Sanitarias la necesidad del desarrollo formativo de la Podología y crear las áreas en las que se pueda otorgar los diplomas de acreditación y acreditación avanzada.

La importancia del Consejo radica en que contribuye a unificar criterios podológicos a través de la formación de los colegiados, a mejorar la cultura podológica de la sociedad a través de la comunicación y de las campañas de sensibilización, a combatir el intrusismo, a defender la salud podológica, a velar por el cumplimiento del Código Deontológico, a mantener informados y coordinados a los Colegios, a defender la Podología como disciplina científica y a promover los estudios universitarios de Podología.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR